Raíz de ginseng: propiedades medicinales y cómo prepararlo

El ginseng es una planta herbácea cuya raíz ha sido muy usada tradicionalmente en la medicina china y cuyo empleo se ha extendido mucho al resto del mundo por sus propiedades, tanto es así que incluso lo podemos encontrar presente en compuestos vitamínicos o incorporado en algunos tipos de mieles y bebidas energizantes.
 
Propiedades medicinales de la raíz de ginseng
  • Estimulante: una de las principales propiedades del ginseng es que es estimulante, pero sin producir sobreexcitación, por lo que se indica para tratar problemas de cansancio, fatiga crónica o agotamiento. Está considerado como uno de los mejores tónicos revitalizantes naturales, por ello está muy recomendado para deportistas.
  • Antidepresivo y antiestrés: el ginseng tiene la propiedad de ayudar a personas que sufren de estrés o depresión ya que esta planta actúa sobre la producción de hormonas inhibiendo la que producen estrés o negatividad y estimulando la producción de endorfinas, las cuales se encargan de que las personas perciban sensación de bienestar y felicidad.
  • Mejora la capacidad de aprendizaje: gracias a la propiedad vasodilatadoradel ginseng, se consigue mejorar el riego sanguíneo del cerebro con la mejora intelectual que ello conlleva. Esta raíz está muy recomendada para estudiantes ya que favorece la concentración y aumenta la capacidad de comprensión y la memoria, en definitiva, mejora la capacidad de aprendizaje. Por todo ello se están llevando a cabo estudios sobre si el ginseng pudiera servir como remedio para mejorar los efectos de la enfermedad del Alzheimer en los afectados.
  • Protege el sistema cardiovascular: el ginseng tiene la propiedad de disminuir el colesterol y triglicéridos y mantener los niveles de azúcar en sangre en unos baremos adecuados. Todo esto sumado a la ya mencionada capacidad vasodilatadora tiene como consecuencia un sistema cardiovascular más fuerte a prueba de enfermedades del corazón. Además, favorece la producción de insulina, por lo que está indicado para personas con diabetes.
  • Refuerza las defensas: el ginseng estimula la producción de glóbulos blancos, lo cual se traduce en un sistema inmune más fuerte y mejor adaptado para prevenir enfermedades, sobre todo aquellas originadas por bacterias, virus o tumores.
  • Afrodisíaco: el ginseng es considerado un afrodisíaco natural usado tradicionalmente por diversas culturas orientales. Los estudios en cuestión han demostrado que el ginseng efectivamente aumenta la potencia sexual, por lo que se recomienda a personas con impotencia o flaccidez. A esto hay que añadir que aumenta el deseo sexual y hace que la experiencia sea más placentera.

Cómo preparar la raíz de ginseng

La raíz de ginseng puede masticarse cruda, pero no es recomendado ingerirla sin cocinar. Por ello, vamos a conocer cómo preparar el ginseng:
Lo que hay que hacer es trocear muy pequeñito media raíz de ginseng y verterla en una cacerola –de barro o porcelana, nunca de metal ya que disminuye las propiedades medicinales- junto con una taza de aguay se calienta–nunca en el microondas ya que tiene propiedades negativas- con la tapa de la cacerola puesta. Una vez que el agua rompa a hervir, se retira del fuego y se deja reposar un rato la infusión hasta que ésta se pueda tomar, pero sin pasar nunca las dos horas. Como hay que colar la infusión, con los trocitos de ginseng resultante hay dos opciones: comérselos ya que están cocidos y no crudos, o bien pueden reservarsepara preparar la siguiente infusión ya que no habrá perdido las propiedades.
La posologíarecomendada de raíz de ginseng es de una a dos tazas diarias, aunque no se recomienda hacerlo durante periodos prolongados de tiempo, sino en períodos clave como por ejemplo la época de exámenes para un estudiante. Es que si se toma durante mucho tiempo seguido pueden aparecer efectos adversos como insomnio, irritabilidad, ansiedad o migraña.

Además, el ginseng está contraindicado en embarazadas, niños y personas con insomnio así como con numerosos medicamentos como antidepresivos.