Propiedades del cerezo

El cerezo es un árbol de hoja caduca y puede llegar a medir 20 metros, posee su tronco color rojizo, flores de hasta 3 centímetros y pequeños frutos rojos. Tanto los frutos como la planta son una fuente de ácido cítrico, málico, cafeico (de la fruta) y cianhídrico (en las semillas), además de aceites esenciales ricos en amigdalina y emulsina, flavonoides y genisteína.

Las cerezas junto con sus largos pedúnculos poseen un poderoso efecto diurético, que nos ayudará a eliminar esos exceso de líquidos y limpiar nuestros riñones a la par de poder evitar males como la gota, la obesidad, inflamación de los riñones, insuficiencia renal, hinchazón de los tejidos provocadas por acumulaciones de líquidos (edemas). Para evitar estas enfermedades o malestares podemos realizar preparados como el siguiente:

propiedades medicinales cerezo

La decocción de los tallos o el fruto seco, hirviendo agua durante 10 o 12 minutos, 40 gramos de fruta después de que hayan sido macerados en agua 6 o 7 horas. Cuando hayamos filtrado el preparado tomaremos 3 tazas al día, después de cada comida. Es una dieta que contiene una gran eficacia diurética, aun así hay que tener en cuenta que no debemos abusar de esto si sufrimos de hipotensión (baja tensión).

Mezcla de pedúnculos, al realizar una infusión con una cucharada de éstos por cada taza de agua  durante aproximadamente 5 minutos, dejar enfriar y tomar tres tazas al día igual que la receta anteriormente mencionada, una con cada comida.
Al igual que los pedúnculos, las flores de cerezo contienen propiedades médicas para la menstruación y el corazón. Las decocciones realizadas con esta flor resultan muy positivas para la fluidez de la menstruación, aliviando dolores. Se recomienda hervir una cucharada de las flores secas por cada vaso de agua por 10 minutos y dejar enfriar. Se bebe dos vasos al día. Éste mismo tratamiento proporciona beneficios cardiotónicos ayudando a nuestro corazón a contraerse con más fuerza para solucionar problemas de debilidad cardíaca.

En el posible caso de que tengamos granos, espinillas o impurezas en la piel, podemos realizar una decocción más ligera que la anterior mencionada y aplicarla con una gasa sobre la superficie afectada.
En caso de comer cerezas debemos tener presente que son frutos con un bajo contenido en calorías y muy nutritivos, ayudando a nuestra flora intestinal y evitando el estreñimiento. Al igual posee vitaminas y minerales como el potasio que la convierten en una gran aliada para el control de nuestra actividad cardíaca, mantener el buen estado del sistema nervioso, una buena condición de nuestros músculos de los músculos y ayuda en la calcificación de los huesos. Podemos ayudar a nuestro cuerpo realizando una dieta durante tres días comiendo 150 gramos de cerezas. Estos pueden ser tanto en frutos como en yogures.

Ya sea el melocotonero, cerezo, almendro o albaricoquero, son todos la misma familia de árboles, contienen en sus semillas, hojas y flores glucosisa cianogenética amigdalina. Este compuesto, que en el caso del almendro está presente en una cantidades abundantes, es el causante de severas intoxicaciones. Estas surgen al fermentarse la emulsina haciendo contacto con la saliva, se transforma en ácido cianhídrico (cianuro), un veneno muy potente. Los síntomas que presentan en el momento de la intoxicación son la asfixia, mareos, vómitos, aumento del ritmo cardíaco, paro respiratorio y finalmente muerte. Si bien una intoxicación al comer los frutos sería inusual, hay que tener cuidado, especialmente con frutas enlatadas.