El Romero y su uso en la medicina naturalista

El romero (Rosmarinus officinalis) es una planta oriunda del Mediterráneo Occidental, específicamente de Arabia, Turquía, Egipto y de esos lugares fue introducida por los árabes a Europa. Se presume que los españoles lo trajeron al continente americano.
 
 
Descripción del Romero
Es una hierba aromática perenne, de tallos leñosos, que puede alcanzar hasta 1.5 metros de altura; caracterizada por su amplio uso medicinal y como condimento desde hace varios siglos. Pertenece a la familia de las labiadas, siendo pariente del orégano poleo, mejorana, salvia, yerba buena y menta. Su nombre científico es Rosmarinus Officinalis L.
Las hojas son estrechas y con los bordes hacia arriba, color verde oscuro en la parte superior y en el inferior blanquecino a grisáceo. Las flores, agrupadas en las axilas de las hojas son abundantes y de azul pálido, con algunas manchas violáceas, la floración se inicia a finales del invierno o principios de la primavera y se renueva durante todo el verano, el otoño y principio de invierno.
Se multiplica por semilla o esquejes (estacas), pero el primer método es el más apropiado.
 
Usos medicinales del Romero
Las propiedades medicinales que posee son múltiples: expectorante, tónico, astringente, antiséptico, estimulante, nervino, sudorífico, antirreumático, emanogogo, antiespasmódico, febrífugo, y carminativo o estomacal. El aceite protege el pelo y las flores son melíferas, cuya fragancia las hace atractivas a las abejas. Al estrujar sus hojas despide un olor fuerte, agradable, parecido al alcanfor mezclado con yerba limoncillo, debido al aceite esencial que contiene.
El té de las flores o las hojas media cucharadita por taza, dos o tres veces por día, es tonificante al estomago y provoca sudoración, estimulando la membrana digestiva. Se usa contra el asma, los catarros crónicos, vómitos nerviosos, los vértigos, dolores de cabeza, las apoplejía, hipocondrías, para regular la menstruación, eliminar gases. El conocimiento de la planta se usa en la forma de lociones, baños para las enfermedades febriles. Este cocimiento acompañado de hojas de eucalipto también es bueno en baños de vapor como pectoral en afecciones respiratorias por sus propiedades calientes, balsámicas y desinfectantes.
Con la esencia o el aceite se protege el pelo, para evitar su caída y también para controlar la calvicie.

 

Macerado o machacado en alcohol se usa en fricciones para corregir problemas nerviosos, dolores rematicos o artríticos.
Síntomas: Sin categoría
Permalink